lunes, 14 de abril de 2014

Historia: La pascua

¿Quién aquí ya escuchó hablar que Jesús fue castigado y clavado en una cruz? Muchas personas se emocionan al ver películas con las escenas del sufrimiento de Jesús. Pero, ¿será que Jesús mereció pasar por tanto sufrimiento? ¿Usted sabe cual fue el error que Él cometió para haber sufrido tanto en aquella cruz? (Espere que ellos respondan). Jesús no cometió pecado alguno, pero fue crucificado para aproximarnos de Dios. Desde la creación del mundo, el deseo de Dios era que el hombre quedara junto De él. Sin embargo el pecado de Adán y Eva nos alejó del Creador. El tiempo fue pasando y cada día la humanidad se alejaba más y más de Dios. Por ser misericordioso, Dios nunca aceptó ver sus criaturas sufriendo lejos de Él. 
Por eso, Él decidió ofrecer su propio Hijo en sacrificio por nosotros. Jesús vino al mundo con esa misión: pagar el precio para rescatarnos del imperio de las tinieblas; y el precio fue la muerte en la cruz. Jesús fue humillado, castigado, clavado en la cruz por amor de cada uno de nosotros, asumiendo la culpa de toda la humanidad. Saben niños, en aquella época solamente los criminales eran crucificados. Y Jesús fue clavado en la cruz al lado de dos ladrones. Él murió, fue colocado en un sepulcro y la entrada fue cerrada con una gran piedra. El domingo por la mañana, tres días después de su muerte, María Magdalena y sus amigas fueron hasta el túmulo cargando consigo perfume para perfumar el cuerpo de Jesús. Llegando próximo al sepulcro, ellas viran la piedra removida y, al entraren, tuvieron una gran sorpresa. 
¡El túmulo estaba vacío! ¡Jesús no estaba más allá! ¡Que grande susto María Magdalena llevó! Ella comenzó a llorar, pensando que alguien hubiera llevado el cuerpo de Jesús. Pero, de repente aparecieron dos ángeles delante de ellas y les dije: ¿Por qué están buscando entre los muertos al que vive? Jesús no está aquí, Él resucitó. Imaginad la alegría que María Magdalena y sus amigas sintieron al oír eso. Las mujeres salieron de ay y fueron corriendo contar para los discípulos. Sin embargo, María Magdalena continuó allí, llorando. En cierto momento, ella escuchó alguien hablando con ella, al mirar para tras, vio Jesús de pie bien cerca de ella que le dije: María, Yo aún no subí para mi Padre. Va y cuenta a los discípulos que Yo estoy subiendo para mi Padre y Padre de ustedes, mi Dios y Dios de ustedes también.  
María salió con el corazón lleno de alegría diciendo: Vi el Señor Jesús. ¡Él está vivo! ¡Nuestro Señor Jesús está vivo! Él no está más crucificado en una cruz, pues ella está vacía. El sacrificio de Él en la cruz no puede ser, para nosotros, motivo de tristeza, pero de alegría, pues en la cruz Jesús nos traje la victoria, venciendo todo el mal y rescatándonos para Dios. A través del sacrificio de Él ganamos el derecho de la salvación, o sea, el derecho de vivir eternamente con Dios allá en el cielo. Y el mejor es que todos pueden tener ese derecho, basta sólo aceptar Jesús como su Salvador. Maravilloso, ¿no es así? Ahora hagamos una oración y digamos para Él entrar en nuestro corazón, pues nosotros Lo aceptamos como Salvador.

sábado, 12 de abril de 2014

UN DIA TODO ESPECIAL PARA LAS MAESTRAS







En el mes de Marzo tuvimos un dia todo especial para las maestras, primero participaron de una reunion toda especial y luego festejamos las cumpleañeras del mes de Marzo, todas estavan muy felizes con la sorpreza que recibieron.

martes, 18 de febrero de 2014

sábado, 21 de diciembre de 2013

Unidad 2: La Reprension que Bendice



Claudio y Igor eran hermanos, estudiaban en la misma escuela y siempre volvían juntos para la casa. El papá de ellos, el señor José, enseñaba que ellos deberían ser buenos niños, amar y respetar al prójimo. Un día Igor, el más nuevo, llegó de la escuela con un mini juego. Cuando vio el juguete, el señor José le preguntó al hijo de quien era el juego y le contó que lo había encontrado en el medio del camino a su casa. El señor 

José resolvió preguntar a Claudio si, cuando estaba volviendo para la casa, habían encontrado algo. Claudio respondió al padre que no. ¿Niños, Igor estaba mintiendo para el padre, que actitud fea, no es cierto? Al darse cuenta que Igor no había dicho la verdad, el señor José lo llamó y le preguntó nuevamente sobre el mini juego. 

El niño se quedó asustado y cambió la historia diciendo que había tomado el juego emprestado y que lo devolvería al amigo al día siguiente. El hermano de Igor se dio cuento que él estaba mintiendo y dijo: - En el momento del recreo, un niño aviso que había perdido su juego, pero nadie le devolvió el juguete. 

El señor José era muy sabio y llevo los hijos a un paseo por un parque, cerca de su casa, y conversó con los niños sobre la importancia de tener a Jesús en el corazón, obedecer a los padres y ser verdadero. El señor José explicó que mismo que intenten esconder sus errores los ponen distantes de Dios. Al oír aquellas palabras, Igor miró arrepentido para el padre y contó lo que había ocurrido d verdad: - Papá, encontré este juguete en la escuela, discúlpame por haberte mentido, no haré mas eso. Y mañana se lo entregaré al dueño. 

El padre se colocó contento con la decisión del hijo que lo beso y lo abrazó contento. Amiguitos, aprendimos que el papá (responsable) reprehende al hijo porque lo ama y está cuidando de él, así como Dios enseña t reprehende Sus hijos porque quiere el bien de ellos, asó como está escrito: "Porque el SEÑOR disciplina a los que ama, como corrige un padre a su hijo querido.” (Proverbios 3.12).

domingo, 15 de diciembre de 2013

Unidad 1: El Perdon de David


Introduccion:
Educadora, comience preguntando a los niños: ¿Qué harían si un amiguito se pusiera triste contigo, por haber ganado en una disputa, en un juego, o por haber conocido un nuevo amiguito? (Espere la participación). ¿Qué situación difícil, no es cierto? Hay varios motivos que dejan las personas tristes o con celos uno de los otros. En la historia de hoy, vamos a oír sobre un rey que se puso triste y con mucha envidia de alguien que siempre lo ayudaba con mucho amor. ¿Ustedes quieren saber de quién estoy hablando? Entonces presten bastante atención.

Historia:
David cuidaba con mucho amor las ovejas de su padre. Cuando tocaba su harpa, alegraba a todos que escuchaban, y por causa de su gran don, el joven fue llevado al palacio del rey. ¿Saben para qué? (Espere la participación). Para tocar su harpa. ¡Eso mismo! El rey estaba atormentado por los espíritus malos y la música que David tocaba par el rey, lo ponía contento y en paz, pues el espíritu de Dios habitaba en David y hacia con que él bendiga a todos alrededor.
Ocurrió que un día, cuando David y Saúl volvían de la batalla en la cual David había derrotado un gigante, las mujeres de la ciudad comenzaron a cantar diciendo: “Saúl destruyó a un ejército, ¡pero David aniquiló a diez!”
El corazón de rey se puso triste, pues el pueblo amaba más a David que a él, por eso, se puso celoso. ¿Qué cosa fea, no? David sabia que el rey no era malvado, pero sabía que estaba siendo dominado por un sentimiento muy malo. Por tener un bueno corazón amable y saber perdonar, David no dejo que la tristeza entrase en su corazón, pues aquellos que aman a Dios saben perdonar unos a los otros.
¿Niños, ustedes se quedaron tristes con alguien? (Espere la participación de ellos). Entonces no se queden tristes con esta persona, pues debemos perdonar aquellos que nos maldicen. ¿Ustedes sabían que cuando el Señor Jesús estaba en la cruz perdonó a un ladrón? ¡Eso mismo! Y nosotros también debemos ser como Él, perdonar aquellos que nos entristecen. Está escrito en el libro de Salmos que: "Sin embargo, él les tuvo compasión; les perdonó su maldad y no los destruyó." Dios perdona nuestras fallas, pues es misericordioso, y debemos seguir el ejemplo de David, un hombre bueno que tenía un corazón listo para perdonar.

Conclusion:
Niños, aprendimos con la historia de hoy que David tenía un buen corazón que agradaba a Dios, y varias veces perdonó al rey Saúl. Debemos seguir el ejemplo de David. Cuando obedecemos a la Palabra de Dios, tenemos el corazón limpio, somos bendecidos grandiosamente, bendiciendo también al prójimo.

Fiesta de Fin de Año


Vamos a cerrar el Año con broche de Oro, 
Buscando la Presencia de Dios con mucha Alegria.
Todos estan cordialmente invitados a Participar de esta Fiesta.
Los esperamos¡¡¡